BREVES

 

 

 

 

Suscríbase a nuestros devocionales semanales y los recibirá en su casilla de correo electrónico.

Click aquí para suscribirse

Devocionales

 

 

Claves para el éxito en el trabajo


Todavia hay esperanza


"Doce reglas para criar niños delincuentes"

Soluciones, pero… ¿a cuál problema?


Cómo vivir una vida plena


Cuando lo urgente derrota a lo importante


Dígale “¡no!” Al temor de fracasar


Dios en las situaciones críticas de la vida


¡Argentina!: ¿cuándo despegamos?

Poder para cambiar vidas


Usted puede derrotar la crisis económica
Tú puedes entenderte con tus padres
Tú puedes superar los conflictos en tu matrimonio
Dichos para vivir mejor (1)
Dichos para vivir mejor (2)
Mala sangre
Costos, valores y recompensas
Alerta moral
Aborto, tengo derecho a matar? (2)

Aborto, tengo derecho a matar? (3)


 

ABORTO: “¿TENGO DERECHO A MATAR?” (1)

 

¿Qué problemas puede acarrear un aborto? ¿Tengo derecho a abortar? ¿Qué métodos se usan para practicar un aborto? ¿Cuáles son las causas que inducen a tomar esta trágica decisión? ¿Cómo salgo de esta amargura y dolor constante? Estas son algunas de las preguntas que intentaré responder en esta serie de tres artículos.

Escribo estas reflexiones para ayudar a muchas mujeres que se debaten en dos campos: uno, quienes ya abortaron y ahora no pueden lidiar con su sentido de culpa; y el otro, aquellas que están en el vértice de un aborto, pero que todavía son capaces de detenerse y escuchar una voz de prevención y ayuda.

Casi matan a Beethoven...

Cierto profesor, queriendo probar a sus alumnos universitarios, les presentó un caso real:
“Basados en las siguientes circunstancias, ¿qué consejo le darían a una señora que está embarazada de su quinto hijo?
El marido sufre de sífilis; ella es tuberculosa. Su primer hijo nació ciego. El segundo murió al nacer. El tercero nació sordo y el cuarto es tuberculoso.
Ella está pensando seriamente en abortar. ¿Qué le aconsejarían?”
Teniendo en cuenta los datos presentados, la mayoría de los alumnos estuvo de acuerdo en que el aborto sería la mejor alternativa…
El profesor le dijo a sus alumnos: “Si ustedes le aconsejaran el aborto a esta señora, acabarían de matar al gran compositor Ludwig van Beethoven”.

 

Aborto, una palabra engañosa que promete alivio, solución, salvación de una desgracia... palabra que cuando se ve una criatura inocente riendo, cambia el brillo de los ojos de miles de vecinas, alumnas y mujeres en general, en un aguijón que penetra hasta la conciencia amenazando robarles la sanidad mental y la estabilidad emocional.

Aborto, palabra que responde al grito silencioso que se repite en las madrugadas de insomnio... “Dios mío, yo maté a mi bebé”.

Aborto, una palabra que nos avergüenza y nos aleja cada vez más de la sensibilidad y la sensatez de Dios, único Dador de la vida.

 

El aborto no beneficia a nadie, no ayuda a nadie, no salva a nadie de nada. Al contrario, hunde en la desesperación, crea un fuerte sentido de culpabilidad y siempre mata a un inocente.

El aborto siempre provoca problemas de orden físico, emocional, social y espiritual a la mujer que lo practica...

Problemas físicos: debido a su ilegalidad, el personal que hace los abortos, los métodos que se utilizan, etc. traen consecuencias sobre todo en el sistema reproductor femenino. Además las estadísticas nos hablan no sólo de la muerte del niño, sino también de la madre.

Problemas emocionales: porque la madre no puede desligarse del hecho de que ha destruido la vida de un ser que ella misma cargó en su vientre, y una y otra vez se ve acusada por su propio sentido de culpabilidad.

Problemas sociales: porque los seres humanos se están atribuyendo el derecho de decidir quién vive y quién no. Hoy son los niños no nacidos, mañana serán los enfermos terminales, los ancianos, los minusválidos, etc...

Problemas espirituales: porque en todo pecado se rompe la relación con Dios.

(continuará)

 

¡Vivamos una vida al 100%!

 

Pastor Rubén Kassabián

 

Inicio   ::   Quiénes somos   ::   Ministerios   ::   Multimedia   ::   Educación   ::   Acción Social   ::   Servicios   ::   Rubén Kassabián
2008 © Iglesia Jesús 100% Vida. Todos los derechos reservados.