Suscríbase a nuestros devocionales semanales y los recibirá en su casilla de correo electrónico.

Click aquí para suscribirse

Devocionales

Dígale “¡no!” Al temor de fracasar


Dios en las situaciones críticas de la vida


¡Argentina!: ¿cuándo despegamos?

Poder para cambiar vidas


Usted puede derrotar la crisis económica
Tú puedes entenderte con tus padres
Tú puedes superar los conflictos en tu matrimonio
Dichos para vivir mejor (1)
Dichos para vivir mejor (2)
Mala sangre
Costos, valores y recompensas
Alerta moral
Aborto "¿Tengo derecho a matar?" (1)
Aborto "¿Tengo derecho a matar?" (2)
Aborto "¿Tengo derecho a matar?" (3)
Navidad es Revolución
¿Dónde esta el bebe?
Navidad, ¿Tiene lugar para Jesús?
¡Un 2010 de éxito y bendición!
Despierte

 

 

UN NUEVO DÍA

 

Ocurre muy a menudo: las cosas valiosas y de importancia verdadera suelen pasar desapercibidas para quien transita sus días con esa aceleración que tanto caracteriza a las sociedades modernas.

Sin ir más lejos, la bendición de amanecer a un nuevo día – experiencia cotidiana que usted y yo pudimos disfrutar esta mañana – podría ser tomada como algo más, una situación “que tiene que darse” en forma obligada, como si diéramos por sentado que todo debería ser así. Pero sólo aquellos que hacen una pausa en su incesante marcha, miran a su alrededor y meditan en este milagro cotidiano, llegan a comprender cabalmente lo que estoy mencionando.

A lo largo del año experimentaremos distintas situaciones. Algunas podrán parecernos negativas en un principio, otras serán conforme lo hayamos deseado. Pero sobre cada uno de los momentos y las ocasiones, un sabio consejo para mantener la vida en perspectiva y no quedar encerrados en las ansiedades cotidianas es nada más ni nada menos que celebrar y aprovechar la llegada de cada nuevo día. ¿Cómo es posible? He aquí algunas ideas:

1.- Comience cada jornada con gratitud. Independientemente de su realidad familiar, económica, social, personal, tome conciencia de las bendiciones que tiene a su alrededor. Sí, porque todos – en mayor o en menor medida – podemos señalar al menos un motivo por el cual estar agradecidos. ¡Haga la prueba! Comience mañana mismo haciendo una lista de las razones por las cuales agradecerle a Dios la posibilidad de estar vivo.

2.- Llene su mente con pensamientos que lo animen. Alguien dijo en cierta ocasión que “somos lo que pensamos”. ¡Cuánta razón hay en esas palabras! Haga su mayor esfuerzo para no llenar su mente con angustias, depresiones, ideas de muerte, cosas que destruyen su autoestima. ¡Al contrario! Estimule su imaginación, lea palabras de bendición, enfóquese en lo positivo.

3.- Tenga objetivos claros. Gran parte de la batalla diaria se pierde por no tener metas a las cuales aspirar. Eso ocurre muy a menudo, lamentablemente, y no permite el desarrollo individual ni social. El comienzo de un año nuevo es la oportunidad para soñar y establecer aquellos objetivos a los cuales debemos aspirar, y hacia los que conduciremos nuestros mayores y mejores esfuerzos a lo largo de los meses. Esta es una de las claves de una vida victoriosa, que jamás deberíamos dejar de lado.

En una de sus oraciones a Dios, Moisés – el gran líder – expresó: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría”. (Salmos 90.12)

Hoy tenemos una bendición que hay que celebrar. ¡Ha llegado un nuevo día! ¡Vivámoslo al máximo! ¡Vivamos la vida al 100 %!

 

Pastor Rubén Kassabián

Inicio   ::   Quiénes somos   ::   Ministerios   ::   Multimedia   ::   Educación   ::   Acción Social   ::   Servicios   ::   Rubén Kassabián
2008 © Iglesia Jesús 100% Vida. Todos los derechos reservados.